miércoles, 4 de agosto de 2010

Un día mas…

Juegan al todo o nada, juegan a matar o morir, callar y olvidar, esconder y no sentir. Los miro y me reflejo en ellos, cualquier cosa es mas aconsejable que dejar pasar el tiempo y no sentir, a ese perverso relajamiento. Mi teoría es que en los días grises, cuando el cielo se llena de nubes del mismo color, éstas se chocan y se produce una onda expansiva de ese color gris, de esa tristeza que llevan con ellas y ésta llega hasta las diferentes personas que se encuentran en cada parcela de éste todo que alguna vez alguien denomino “Tierra”.  Por mas que éste día gris no me déje pensar me pongo la “Diez” en la espalda, la paro de pecho y rompo el arco. Me despierto, me levanto y salgo a la calle con una nueva esperanza o ilusión de encontrar una nueva historia, o mejor dicho escribirla yo mismo, algo que me arranque de esta rutina y me introduzca en una nueva aventura, pero cuando van pasando las cuadras todo es igual que el día anterior, miro para adelante y es la misma plaza, para los costados y son las mismas casas, miro a mi alrededor y veo a las mismas personas corriendo para llegar a sus empleos, las mismas líneas de colectivos, de toda esa cantidad enorme de líneas urbanas me tomo el “2” que me lleva a la facultad. A esta hora siempre lo encuentro vacio, siempre tengo un lugar para sentarme y pensar en algo hasta llegar a la parada donde tengo que bajarme, pero esta vez no puedo dejar de pensar en esto, en que nada se me cruzo por el camino, en que no había ninguna aventura afuera de la casa, ni en la plaza, ni en las 4 cuadras que camine hasta subirme al colectivo, y me pregunto si en el resto del día tendré la oportunidad de toparme con ella, y me desanimo por que no soy un personaje de cine o de algún cuento, ellos siempre tienen aventuras inesperadas, sus destinos giran imprevistamente hacia un lado y hacia el otro, sus vidas son parecidas a un mar, siempre con olas, de diferentes tamaños, esas olas que yo llamo historias, en cambio nuestras vidas son mas bien una llanura lisa y plana donde mucho no pasa, o al menos no tan seguido.
dia-gris 3230d1175777399-saludando-al-dia-pajaros dia-gris

3 comentarios:

  1. Hola Leo: Contigo me transporté a toda una época de mi vida. Me hiciste recordar las mismas ideas y sensaciones que tuve cuando hacía el trayecto a la Universidad. Sólo que yo lo pude hacer caminando, cómo olvidar esas mañanas de invierno, casi siempre tenía que sonarme la nariz al llegar a la misma esquina.
    También me parecía una vida plana, me faltaba la aventura.
    Pero me abrí a la opción de hacer memorias para recordar. Nada grave, pero lo suficientemente bizarro para reír recordando las anécdotas que sazonan aquellos años de juventud.
    Gracias.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. TODOS ODIAMOS LOS EX, PERO SON TEMA RECURRENTE Y DE PURA CHISTE DESCHABARLOS CON ALGUNA ANÉCDOTA EN ALGUNA REUNIÓN DE AMIGOS, O NO?

    UN BESO GRANDE LEÍTO, http://malatendida.blogspot.com :)

    ResponderEliminar
  3. A veces creo.... que deberia dejar de ser tan loca.

    Pero leo cosas como estas.

    Y siento que es mi obligacion, seguir siendo


    :P

    Suerte querido ex amigo xD

    ResponderEliminar