domingo, 19 de septiembre de 2010

No Lavaras!

Me molesta salir temprano a la calle y que este todo el mundo lavando las veredas, nosé si es por que un ser superior les dice a este tipo de personas “laven las veredas temprano o sino se van a ir a dormir sin postre” o  si simplemente les encanta estorbar a la gente que como yo se despierta temprano. Tengo grabado en mi cabeza lo que paso hace dos semanas, hace dos semanas paso lo siguiente: Yo salía de casa temprano para llegar a mi clase de chino, ese día me había despertado feliz por razones que no vienen al caso pero apenas me asomé a la puerta y gire a la izquierda para dirigirme a la parada del colectivo veo al primer asesino lava veredas asechando en las sombras, a pesar del día hermoso de sol que estaba haciendo, cuando voy a pasar esta especie aun no calificada tira un baldazo de agua hacia donde se encontraba mi persona, en ese momento me subió la adrenalina, mi corazón se aceleró, mi cerebro fue a mil por horas y lo vi todo en cámara lenta, entonces hice un gran quiebre de cintura a lo Maradona pasando ingleses, esquive el baldazo y cuando estaba terminando aquella magnifica e inigualable acrobacia se me cae el yogurt bebible que tenia en la mano ( siempre me voy tomando un yogurt para ahorrar tiempo ), lo veo cayendo tal cual hoja de árbol en otoño, en ese momento se me venia el mundo abajo pero alcancé a reaccionar, di una media vuelta, la pare con el pie y a lo Ronaldinho la empale con el empeine derecho, la levante en el aire y con mi mano no hábil logré retenerlo. En ese instante me sentí Dios.

3 comentarios:

  1. Y claro...Despues no sos chamuyador xD ajajja. Esas acrobacias¬¬
    Yo que vos le ensuciaba la vereda u.u
    Un beso :)

    ResponderEliminar
  2. jajaja te felicito por la maniobra, yo me hubiese ensuciado toda.

    Ah, se interpretó mal mi más feliz que la mierda, quiere decir todo lo contrario. Pero me alegro que vos lo estes :)

    ResponderEliminar
  3. Wow,Leo. Me encantó la nueva decoración de tu blog.
    Una vez hice las contorsiones necesarias para no caerme sobre unos restos de escombros que pisé sin darme cuenta y me torcí un tobillo, pero me rearmé en el aire y no me caí. En mi cabeza sólo tenía un gran NOOOOO!. Y no me permití caer.
    Cariños.

    ResponderEliminar