jueves, 22 de julio de 2010

Historia Oculta

Fabián, era un hombre de 37 años que trabajaba en un estudio jurídico en la Ciudad de Córdoba, los vecinos decían que era una buena persona, desde afuera todo parecía muy bueno, tenia una linda casa, un buen auto, dos hermosos hijos y una gran mujer a su lado. Era envidiado por mas de uno por lo feliz que parecía pero a el le seguían surgiendo las dudas que le surgieron siempre, esas dudas que no podía hacer callar o reprimirlas, dudas sobre decisiones que había tomado en algún momento y no sabia si eran o no las correctas y otras que definitivamente eran las incorrectas y no se las iba a perdonar nunca.
Cada día al llegar del trabajo le vuelve este sentimiento de vacio, se pregunta como hubieran sido las cosas si hubiera elegido otro camino. Se preguntaba que hubiese pasado si hubiera seguido con su ex novia, esa chica que tanto amo y tuvo que dejar por que decidió irse a estudiar a Buenos Aires cuando tenia 20 años y toda la vida por delante, se retuerce en su cama pensando que hubiese ocurrido si aquel día que la cito al bar a donde siempre iban no le hubiese dicho que quería terminar la relación y en cambio le hubiese propuesto mudarse juntos que era lo que tanto deseaban. Pero el peor sentimiento de culpa y lo que mas lo pone mal es lo que paso con su hijo Nicolás, se pregunta que hubiese pasado si esa tarde del 23 de septiembre del año 2005 no hubiese ido a la plaza con el. Ese día Nicolás de 4 años de edad, ojos pequeños y de color verde igual al de Mariana (su mama y esposa de Fabián) estaba muy aburrido y con ganas de ver una película así que su papa decidió llevarlo al cine pero cuando fueron a comprar el boleto ya no quedaban mas, así que salieron a caminar a ver si encontraban algo para hacer, en ese momento se acuerda que a dos cuadras de donde se encontraban había una hermosa plaza enfrente de una iglesia donde se había casado su mejor amigo, apenas llegaron a la plaza Nico se puso a jugar en el tobogán y mas tarde en las hamacas, cuando se estaban por ir escuchan disparos pero sin saber que estaba pasando siguieron caminado hasta que Fabián escucha que su hijo grita y ve como cae de boca al suelo, una bala le había pegado en la espalda y salido por el otro lado.
Desde aquel echo se convirtió en el peor asesino que es aquel que mata sus propios sueños, su propia voluntad de seguir adelante, decía que ya no tenia nada que perder, que había cosas que nunca se iban a poder recuperar, volvió a ser esa persona que era en la adolescencia que no sabia que quería de su vida, si bien era uno de los mejores alumnos del colegio y luego en la facultad de derecho fue uno de los mejores egresados del país el pensaba que nunca iba a llegar a ser lo que quería ser, a estar feliz, su autoestima bajo hasta el suelo y como bien sabemos este tipo de personas difícilmente se sentirá satisfecha, tenia una autocritica constante negativa hacia si mismo, una constante inseguridad en situaciones cotidianas y sobretodo un gran sentimiento de inferioridad y odio hacia ciertas personas. Ese día que ocurrió lo de Nicolás en el hospital juro venganza y 10 años después ya con 37 años de edad además de matar sus propios sueños como venia siendo le dio fin a una vida ajena, a aquella vida que le había arrebatado a su hijo de sus manos y le dio comienzo a un dolor interminable que no iba a tener fin.


No hay comentarios:

Publicar un comentario